EL GRAN PEQUEÑO NICOLÁS

Últimamente Nicolás y su pandilla forman parte de mi rutina diaria debido a mi nueva faceta como cuenta cuentos. Mis noches no serían las mismas sin estas historias geniales narradas con mucho humor por su protagonista, un pequeño de 10 años llamado Nicolás, al que lo que más le importa del mundo son sus amigos: Rufo, que tiene un papá policía, Clotario, compañero fenómeno y el último de la clase, Agnan, el ojito derecho de la maestra, Eudes, con el que no hay que andarse con bromas porque es muy fuerte, Majencio, de grandes piernas con las rodillas sucias y que corre muy deprisa, Joaquín, que va a ser un conductor estupendo cuando sea mayor, Alcestes, que no para de comer y tiene siempre las manos llenas de mantequilla y Godofredo, que tiene un papá muy rico.

El primer pequeño Nicolás se publicó en Francia en 1960, pero luego vinieron más: Los recreos del pequeño Nicolás (1961), Las vacaciones del pequeño Nicolás (1962), Los amiguetes del pequeño Nicolás (1963) y Joaquín tiene problemas (1964). Casi todos hemos leído alguno de estos libros. Yo los leí todos cuando era pequeña y ahora se los estoy leyendo a Martín. Entonces me encantaron y ahora me gustan todavía más y me parecen mucho más simpáticos. El otro día me enteré de que a partir del 2004 se han publicado nuevos libros con historias inéditas que rescató la hija del escritor una vez muerto su padre. De estos no me he leído ninguno pero estoy intentando conseguirlos para ampliar la colección.

Comparto con vosotros un fragmento del último capítulo que he leído:

“Todos los compañeros parecían enormemente impacientes porque llegara el recreo y discutían entre sí. La maestra incluso se vio obligada a golpear la mesa con la regla, y Clotario, que dormía, creyó que era por él y se fue castigado de pie. Yo estaba fastidiado, porque si la maestra me deja castigado, en casa van a armar montones de líos y se acabó la torta de chocolate de la noche. Y, además, ¿quién sabe? Quizá la maestra me hará expulsar, y eso sería terrible; mamá se apenaría mucho, papá me diría que él a mi edad era un ejemplo para sus camaradas, que no valía la pena matarse a trabajar para darme una educación cuidada, que yo acabaría mal, y que tardaría en volver a ir al cine”.

Los recreos del pequeño Nicolás. René Goscinny/J.J. Sempé.  “En el recreo, nos pegamos”. Edit. Alfaguara, Madrid, 1990.

Esta entrada fue publicada en LIBROS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a EL GRAN PEQUEÑO NICOLÁS

  1. alba dijo:

    Nicolás es el mejor!!! me encanta cuando le compra un ramo de flores a su mamá…

  2. MArta dijo:

    Yo también leía al pequeño Nicolás de niña, es genial. Quizás ahora tb podría releerlo, seguro que le sacaría mucha punta😀

  3. Dani Ros dijo:

    Ainhoa, yo los tengo todos, tb los nuevos. Mónica los usa en clase por recomendación mía, si los necesitas pídemelos, aunq creo q los tienes en el Fnac. Un besote. Por cierto el mejor es el “Caldo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s