REINA DE LAS NIEVES

Por Hans Christian Andersen

… se subió a la silla que había junto a la ventana y cerrando un ojo miró por su pequeña mirilla redonda; en la calle, caían algunos copos de nieve; uno de ellos, el más grande, quedó al borde del cajón de flores; el copo creció y creció y acabó por convertirse en una mujer, vestida con un maravilloso manto blanco que parecía estar hecho de millones de copos estrellados.

RICHARD BURBRIDGE, HARPER´S BAAZAR US 2008

Era de una belleza cautivadora, aunque de un hielo brillante y enceguecedor y, sin embargo, tenía vida; sus ojos centelleaban como estrellas, mas no había en ellos ni calma ni sosiego. Hizo una seña con la cabeza y, mirando hacia la ventana, levantó su mano. El niño se llevó tal susto que cayó de la silla; le pareció entonces que un gran pájaro pasaba volando delante de su ventana (…)

PAOLO ROVERSI PARA LA REVISTA W

Los copos caían cada vez más gruesos y parecían ya gallinas blancas; de pronto, se hicieron a un lado, el gran trineo se detuvo y la persona que lo conducía se levantó; su abrigo y su gorro eran tan sólo de nieve. Se trataba de una mujer, alta y esbelta, de blancura deslumbrante: La Reina de las Nieves (…)

ALEXANDER MCQUEEN, FALL-WINTER 2011

YSL-VERSACE, FALL WINTER 2011

MICHAEL KORS-DEREK LAM. FALL-WINTER 2011

ISABEL MARANT-CHANEL. FALL-WINTER 2011

Kay la miró; era hermosa, no podía imaginar un rostro que irradiara una inteligencia y un encanto semejantes; no tenía aquel aspecto de hielo, como cuando le hizo una seña a través de la ventana; a sus ojos, era perfecta y no le inspiraba ya ningún temor; (…) la Reina de las Nieves lo tomó en sus brazos y juntos ascendieron por el aire; atravesaron oscuros nubarrones, donde el rugir del huracán evocaba en su mente el recuerdo de antiguas canciones.

RAYMOND MEIER

Volaron por encima de bosques y de lagos, de mares y montañas; debajo, silbaba el viento, graznaban las cornejas y aullaban los lobos sobre un fondo de resplandeciente nieve. Arriba, en lo alto, una luna grande y fulgurante iluminaba el cielo y Kay la contempló durante toda aquella larga noche de invierno. Al llegar el día, dormía a los pies dela Reina de las Nieves.

KATE MOSS FOTOGRAFIADA POR NICK NIGHT, VOGUE UK 2008

Esta entrada fue publicada en INTERIORES, LIBROS, TENDENCIAS DE MODA, VARIOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a REINA DE LAS NIEVES

  1. Thank you for stopping by my blog today. I love this post, and the story that goes with it! Thank goodness for Google-translate, otherwise I wouldn’t have uncovered the full glory of this piece! LOVE IT!🙂 Hazel

  2. Me encanta la hisorieta! Se lo voy a enseñar a mi madre, Nieves, que yo creo que le va a gustar!!! Un besaza Ainhoa!!!

  3. yolanda dijo:

    Me encanta el post, me gusta tanto ese cuento y las imágenes invernales. Precioso.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s