MANOLITO

Todos los años entre mis propósitos de año nuevo, escribo el de leer al menos 12 libros y este año lo volví a conseguir. Estoy contentísima. Leo de casi todo, menos ensayos porque me producen sueño.

Mis gustos literarios son como los decorativos, un popurrí. Me gusta prácticamente todo en un abanico que va de los realistas rusos como Dostoyevski a la novela rosa de Helen Fielding. Soy inclasificable y por lo tanto muy fácil para regalar (tomen nota de esto). Aunque tengo a mis favoritos como Eduardo Mendoza, Maryan Keyes, Agatha Christie o Candance Bushnell.

También me encantan los libros infantiles, de esos también leo muchos en voz alta tumbada en la cama de Martín, noche tras noche.

Y tengo también mis personajes favoritos del mundo mundial, como el detective Poirot, el detective y protagonista de las novelas de Eduardo Mendoza (que carece de nombre), el Pequeño Nicolás y Manolito Gafotas.

diccionarioloco_00

A este último dedico este post. Manolito, que conste que me acuerdo del aniversario.

“El sábado celebrábamos uno de los aniversarios más importantes que se celebran en mi casa. Mucho más que el día de los enamorados para mis padres, mucho más que el aniversario de boda, que nuestros cumpleaños o que la Nochevieja: celebrábamos el día en que mis padres compraron el camión Manolito. Es el 11 de diciembre. Te lo digo para que todos los 11 de diciembre te acuerdes de nosotros, para que sepas que en una casa de Carabanchel (Alto), unos que se llaman los García Moreno estarán brindando por un camión y haciendo cuentas para ver cuanto les queda de deuda.

Ese día tan señalado, mi madre tira la casa por la ventana. Llena la mesa de patatas y aceitunas rellenas de las de Bernabé, pistachos, berberechos, y sale de la cocina llevando en las manos comida superespecial que, con un poco de suerte, no se habrá quemado (si se le quema, de todas maneras nos la tenemos que comer sin hacer comentarios que puedan poner en peligro nuestras vidas)”.  (Los trapos sucios. Manolito Gafotas. Elvira Lindo. Edit. Alfaguara Juvenil, 2008. (Págs. 72-73)

Esta entrada fue publicada en INTERIORES, LIBROS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s